¿Qué es un contrato por diferencias?

Las operaciones con CFD son diferentes a las operaciones convencionales, ya que con las operaciones con CFD puedes aumentar tus beneficios mucho más allá de tu inversión inicial. Mira cómo funciona.

  • Plataforma avanzada de trading
  • Opera desde cualquier lugar
  • Orientación de expertos
  • Servicio de atención al cliente 24/5

Cuando operas en CFD, lo haces basándote en los cambios en el valor de los activos subyacentes, por ejemplo, de las acciones. Por ejemplo, un CFD de solo acciones de Apple depende del valor de las acciones de Apple y se intercambia de igual forma.

Eso implica que puedes comprar un CFD (ir largo) y recibirás beneficios de los incrementos en el coste de las acciones de Apple. Por otra parte, puedes vender un CFD, teniendo en cuenta que realmente no has comprado ninguna acción de Apple, y beneficiarte si el valor del activo disminuye. Eso se llama ir corto.

En esencia, un CFD es un acuerdo entre dos partes, que aumenta o disminuye de valor en función del coste del activo subyacente. Esto significa que en caso de que compres un CFD de acciones, por ejemplo las acciones de Apple, realmente no estás comprando acciones. Si has elegido ir largo y por lo tanto, pronosticas que el valor de las acciones subirá. Si el coste de las acciones de Apple aumenta, el valor del acuerdo se incrementa en correspondencia; es decir, ganas dinero. Si el valor de las acciones de Apple disminuye, el valor del acuerdo disminuye y obtienes un retorno negativo.